Historia de Boca Juniors

Datos de Partidos y Jugadores. Estadísticas completas. Campañas y récords

Francisco Antonio Varallo

- en Amistosos 1935

  Francisco Antonio Varallo

Fecha Partido (Goles) Min. Campeonato
20/01/1935 Botafogo (RJ) 0 - Boca 4 (3)

20/01/1935
Botafogo (RJ) 0 - Boca 4

90 Amistosos 1935
27/01/1935 Vasco Da Gama (Bra) 3 - Boca 3 (1)

27/01/1935
Vasco Da Gama (Bra) 3 - Boca 3

90 Amistosos 1935
03/02/1935 Palmeiras (Bra) 1 - Boca 1

03/02/1935
Palmeiras (Bra) 1 - Boca 1

90 Amistosos 1935
10/02/1935 Corinthians (Bra) 2 - Boca 0

10/02/1935
Corinthians (Bra) 2 - Boca 0

65 Amistosos 1935
10/03/1935 Chacarita 2 - Boca 2 (2)

10/03/1935
Chacarita 2 - Boca 2

90 Amistosos 1935
24/03/1935 Newell´s 2 - Boca 1 (1)

24/03/1935
Newell´s 2 - Boca 1

85 Amistosos 1935

Partidos Jugados: 6
Goles Convertidos: 7 (1.17)

Partidos de titular: 6
Ingresos desde el banco: 0

Partidos completos: 5
Partidos en los que fue reemplazado: 1
Expulsiones: 0
Salió sin ser reemplazado: 0

Minutos Disputados: 510

Victorias de Boca: 1
Empates: 3
Derrotas: 2
Goles de Boca: 11
Goles rivales: 10

Biografía de Francisco Antonio Varallo

Lugar Nacimiento: La Plata (Buenos Aires)
Fecha Nacimiento: 05/02/1910
Fecha Debut: 31/05/1931
Fecha Debut Oficial: 31/05/1931
Fecha Despedida Oficial: 08/12/1939
Fecha Despedida: 24/03/1940
Fecha Fallecimiento: 30/08/2010

Entreala derecho y Centrodelantero. Ganó 3 títulos (Campeonatos 1931, 1934 y 1935). Jugó en la selección Argentina debutando durante el Mundial del 30 al que llegó como jugador de Gimnasia; luego desde el 14 de diciembre de 1933 (1-0 a Uruguay, gol suyo) hasta 1937 totalizó 11 partidos con 3 goles. Debutó en Boca en la primera fecha del primer campeonato profesional, recién hizo su primer gol dos encuentros después. Apodado cañoncito o Pancho, se caracterizó por hacer goles "de agonía", o sea, sobre el final del partido. Fue goleador del Campeonato de 1934. Formó un trío notable con Cherro y Benítez Cáceres. Dueño de un remate muy fuerte y con las dos piernas, pero no era de cabecear mucho (sólo marcó cinco goles de esta forma). Tenía un gran pique, era potente y guapo. Con excepción de Central, le hizo goles a todos los clubes que enfrentó. Los arqueros que más lo sufrieron fueron Eduardo Alterio y Luis Visini con 9 tantos. En 1939 una lesión en los meniscos hizo que abandonara el fútbol, cuando no había cumplido los 30 años. Desde la creación del profesionalismo, en 1931, fue el máximo goleador del club hasta que en 2009 Martín Palermo rompió su récord.