Historia de Boca Juniors

Datos de Partidos y Jugadores. Estadísticas completas. Campañas y récords

Severino Varela

- en Amistosos 1945

  Severino Varela

Fecha Partido (Goles) Min. Campeonato
17/02/1945 Comb. Mar Del Plata 2 - Boca 1

17/02/1945
Comb. Mar Del Plata 2 - Boca 1

90 Amistosos 1945
18/02/1945 Comb. Mar Del Plata 2 - Boca 5

18/02/1945
Comb. Mar Del Plata 2 - Boca 5

90 Amistosos 1945
04/03/1945 Boca 0 - Defensor (Uru) 0

04/03/1945
Boca 0 - Defensor (Uru) 0

90 Amistosos 1945
25/03/1945 Boca 2 - Huracán 2 (2)

25/03/1945
Boca 2 - Huracán 2

90 Amistosos 1945
01/04/1945 Boca 3 - Racing 1

01/04/1945
Boca 3 - Racing 1

90 Amistosos 1945

Partidos Jugados: 5
Goles Convertidos: 2 (0.40)

Partidos de titular: 5
Ingresos desde el banco: 0

Partidos completos: 5
Partidos en los que fue reemplazado: 0
Expulsiones: 0
Salió sin ser reemplazado: 0

Minutos Disputados: 450

Victorias de Boca: 2
Empates: 2
Derrotas: 1
Goles de Boca: 11
Goles rivales: 7

Biografía de Severino Varela

Lugar Nacimiento: Montevideo (Uruguay)
Fecha Nacimiento: 14/09/1913
Fecha Debut: 14/04/1943
Fecha Debut Oficial: 18/04/1943
Fecha Despedida Oficial: 22/12/1945
Fecha Despedida: 22/12/1945
Fecha Fallecimiento: 29/07/1995

Delantero. Ganó 3 títulos (Campeonatos 1943 y 1944 y Copa Confraternidad 1945). Llegó de Peñarol, con una edad avanzada, pero rindió y fue ídolo. Fue el punta de lanza que necesitaba Boca para completar el equipazo que ganó los títulos del 43 y 44 y que quedó cerca de repetir en el 45. Imponía su viveza para colocarse en el lugar justo en el salto, de manera que era un cabeceador temible a pesar de su baja estatura. De abajo, pegaba a colocar y era rebotero. Un 10 de área que se mostraba a veces como 9 y se desmarcaba para sorprender después en cualquier rincón descuidado. Fue decisivo en sus dos primeros torneos y en los clásicos ante River: le hizo 5 tantos producto de fórmulas mortíferas de la época: centro de Sosa (en jugada o tiro libre) y boinazo de Varela. El 26 de septiembre de 1943 logró uno de los goles más recordados de la historia de Boca: con un boinazo de palomita ante un centro de Sosa puso el empate ante River que luego sería triunfo por otro gol de él. Fue tentado a seguir en Boca con un contrato imperdible, pero él prefirió mantener su empleo estatal en Montevideo (mientras estuvo en Boca, trabajaba durante la semana en Uruguay y venía a Buenos Aires sólo a jugar). Retornó a Peñarol. En 1949 con un Boca lleno de problemas, Severino se ofreció a jugar gratis para dar una mano. Su boina fue un producto de márketing tremendo para la época en la que el márketing no existía. Una vez un hincha se quedó con su boina y las tiendas porteñas le enviaron tantas boinas que llenó su ropero. En 1954 volvió a la Bombonera para acompañar los festejos del Boca Campeón de ese torneo. Murió a los 81 años.